Asientos para auditorio, estadio, teatro y cine
Hágase agente

Sites

Asientos para auditorio, estadio, teatro y cine ES

Inicio > Actualidad > Entrevistas > Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona

Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona

¿Cómo se consigue en su interior esa flexibilidad de la que hacen gala? Con una organización racional de los diversos espacios y una comunicación entre ellos fácil y clara. Los espacios, a la vez, se han dejado preparados para que puedan funcionar como ambientes únicos o subdividirse en varios.

Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona (Foto 1)Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona (Foto 2)Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona (Foto 3)Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona (Foto 4)Francesc Gual, MBM Arquitectes. Disseny Hub Barcelona (Foto 5)

¿Cómo influye en el diseño de un edificio, el carácter de un barrio o de los edificios anexos?

En la medida que sea, para no alterar el carácter de un barrio, un edificio tiene que estar en consonancia con el resto de edificios que configuran un barrio. Se puede decir que la plaza de las Glorias no es propiamente un barrio sino el espacio –sin una forma urbana concreta—donde confluyen cuatro barrios de Barcelona. En respuesta a este vacío urbano el edificio del Centre del Disseny se ubica en dirección mar-montaña, siguiendo las trazas reconocibles de la trama del Ensanche y actúa como señal orientativa en la plaza. El diseño del edificio también viene condicionado, en este caso, por la presencia próxima de la torre Agbar; en respuesta a su manifiesta verticalidad, el Centre del Disseny es un edificio con una marcada horizontalidad que establece un diálogo y evita una competencia.

Mi impresión es que este edificio, a pesar de ser diferente a todo lo que le rodea, une todo lo que tiene alrededor...  ¿Es cierta esa sensación?

Esta voluntad de unir diferentes partes de la ciudad es una premisa del proyecto. La diferencia de nivel entre la plaza de las Glorias y el Poblenou la resuelve el propio edificio, haciendo que la cubierta de la parte semienterrada del edificio sea parte de la plaza, debidamente ajardinada y tratada como espacio público. El propio vestíbulo, accesible tanto desde el nivel del Poblenou como desde el nivel de la plaza –separados unos 7,50 metros--, une, mediante escaleras mecánicas, los dos sectores de la ciudad. El vestíbulo se puede entender como una plaza cubierta donde confluyen las dependencias que acogen las actividades más públicas del centro –cafetería, tienda, sala principal de exposición, biblioteca…-- y forma parte de un itinerario urbano. Para subrayar esta voluntad de elemento unificador y comunicador, se prevé conectarlo con la estación de metro de Glorias.

Todos los elementos arquitectónico-paisajísticos que forman parte del edificio o lo rodean --gradas y escaleras, estanques a dos niveles, puentes, parterres…-- son mecanismos para conseguir la máxima accesibilidad y fluidez en todo el entorno.

¿Qué usos de este nuevo edificio condicionaron su forma y sus interiores?

En la parte del edificio que aflora sobre el nivel del suelo, el perfil exterior se define tanto por el auditorio –que manifiesta exteriormente la forma de la gradería— como por las salas de exposiciones de diferentes superficies ubicadas en cada nivel. En la parte semienterrada, la cafetería y los espacios de trabajo como las oficinas y en centro de documentación se han situado al lado de la fachada, mientras que los espacios destinados a salas de exposiciones, salas de reserva, almacenes y mantenimiento, que no necesitan iluminación natural, ocupan la zona más alejada de la fachada.

¿Por qué un paralelepípedo? 

El Centre del Disseny tenía que manifestarse de forma radical y contundente en un entorno tan poco urbano como es la actual plaza de las Glorias. Pero hay otros motivos: por un lado el edificio cierra la perspectiva de la calle Ávila desde el Poblenou sin obstruir las vistas laterales a la plaza, por tanto, decidimos que su anchura coincidiera con la de la calle –20 metros--; por otro lado, debía ocupar el mínimo espacio en planta baja, dar cabida a las salas de exposiciones en las diferentes plantas y posicionarse sobre el anillo viario para imprimir urbanidad a esta vía rápida; y por último, era preciso integrar el núcleo de escaleras y ascensores al cuerpo principal. Para solucionar todos estos condicionantes y dar al edificio una forma racional e identificable pensamos que la mejor forma de hacerlo era a base de planos y aristas.

Se trata de un edificio sostenible, que ha conseguido la etiqueta ecológica de la            UE? ¿Qué factores destacaría de un edificio realmente sostenible como este?

En primer lugar, la forma del edificio y su relación con el terreno. Un factor crucial es que aproximadamente el 75% de su superficie está semienterrada. De esta parte semienterrada, tres lados están en contacto directo con el terreno, con lo que la inercia térmica del edificio es muy elevada. Además, la fachada dispone de protección solar. La iluminación de este cuerpo semienterrado se realiza igualmente de forma cenital mediante lucernarios dispuestos de tal forma que evitan la entrada de la luz solar directa al interior. Los voladizos de la parte visible del edificio son a la vez protecciones solares que arrojan sombra a las ventanas. También se ha tenido en cuenta el uso adecuado de materiales y los sistemas preindustrializados, el aislamiento térmico, el doble acristalamiento, el almacenaje y tratamiento de los residuos, el saneamiento –red separadora para uso de agua pluvial--, la fontanería –control de consumos mínimos y regulación de flujos--, la climatización –conexión a la red de Districlima para el suministro de agua caliente y fría, recuperación del calor en las plantas refrigeradoras, climatizadores variables…--, electricidad –bajo consumo, detectores de presencia, paneles fotovoltaicos…--, gestión centralizada de todas las instalaciones…

Tengo la sensación que lo realmente impresionante de este edificio queda fuera            de la vista de los transeúntes o de los que habitan este edificio... ¿Es cierta esa        sensación?

Hasta cierto punto es cierta, por el hecho de que tres cuartas partes del edificio no son “visibles” y, en parte, alojan algunos de los espacios más significativos y representativos. También sucede que estamos acostumbrados a ver el edificio desde la plaza de las Glorias, porque durante su construcción no se podía acceder a la zona ajardinada que lo rodea. Ahora, una vez retirada la valla que cerraba esta área y abierto el espacio a la ciudadanía, se podrá percibir el edificio desde todos los ángulos diluyendo en cierto modo esta sensación.

Es un edificio que hace urbanismo... ¿Se sienten urbanistas de la zona de plaça de les Glòries?

Si ser urbanista se entiende como alguien que proyecta la ciudad mediante proyectos urbanos, podemos decir que sí.

¿Cómo se consigue en su interior esa flexibilidad de la que hacen gala?

Con una organización racional de los diversos espacios y una comunicación entre ellos fácil y clara. Los espacios, a la vez, se han dejado preparados para que puedan funcionar como ambientes únicos o subdividirse en varios. No se han utilizado materiales ni colores que condicionen de forma muy definida estos espacios, con la voluntad de conseguir un ambiente neutro que permita realzar con contundencia el valor de las colecciones o los objetos que en ellos se exponen.

¿Cómo resolvieron el auditorio del edificio? ¿Qué funciones debía cumplir?

El auditorio se sitúa en las dos últimas plantas del edificio. Se accede desde el foyer situado en la última planta. Una vez dentro, se circula por un espacio a doble altura a modo de balcón sobre la gradería hasta llegar a la parte posterior de la misma, que es a la vez un mirador sobre la plaza. A partir de ahí la gradería desciende hasta el escenario, que coincide con el nivel del piso inferior. A un lado del escenario está el acceso a las cabinas de traducción simultánea y, al otro, el pasillo de evacuación hacia la escalera.

El espacio central del auditorio es un volumen geométricamente muy regular, definido con paredes rectas y verticales, un techo horizontal y un suelo escalonado.

Queríamos que el auditorio tuviese el mismo aspecto industrial y neutro que el resto de los espacios. Para ello utilizamos los mismos materiales que definen las salas de exposiciones y el foyer: suelo de madera de roble, techo de paneles de acero galvanizado barnizado y paredes de cartón-yeso pintado blanco con un arrimadero del mismo material que el techo.

Excepcionalmente, para potenciar la regularidad volumétrica de este espacio, se pintaron de azul los espacios a ambos lados del escenario para evitar su protagonismo, y de rojo, la pared a doble altura de la entrada, para potenciar su verticalidad.

Las funciones que debía cumplir eran las propias que se desarrollan en un centro de estas características: conferencias, seminarios, debates… La idea del espacio regular y diáfano, con un escenario casi al mismo nivel que la primera fila de butacas, propicia la participación y la intervención del público durante los eventos.

¿Por qué optaron por dos modelos diferentes de butacas para el mismo auditorio?

Fue una decisión que tomamos conjuntamente con los responsables del DHUB. En las primeras filas de la parte central, las butacas disponen de mesa y conexión eléctrica… Se pensó que era bueno ofrecer determinadas facilidades a una parte de los participantes en los eventos, aunque no se creyó necesario ampliarlas a todo el aforo.

¿Cumplen las butacas la función que deseaban una vez instaladas?

Totalmente. Son unas butacas muy en la línea del edificio: una forma muy determinante, no muy grandes, de color casi negro, que ayudan a conseguir la neutralidad ambiental y el carácter industrial al edificio. Además, son muy cómodas y muy versátiles, en el sentido que se han podido complementar con los elementos técnicos necesarios para llevar a cabo las funciones requeridas.

¿Cómo fue trabajar con Figueras?

La experiencia y profesionalidad de Figueras ha permitido una relación laboral excelente en todas las fases de la colaboración: proyecto, montaje de obra… y en todas sus facetas: asesoría, gestión, relación comercial… Ha sido una experiencia muy enriquecedora.

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Politica de privacidad